Archive for 31 enero 2009

Adiós a mi banco

31/01/2009

Ayer cerré la cuenta que tenía en uno de los bancos con los que operaba normalmente. No sólo me cobraban una cantidad disparatada por las tarjetas de débito y crédito, sino que además subieron la cuota mensual de mantenimiento de cuenta de 0,90€ a 1€.

Parece poca cosa, ¿no?

Pues no lo es. El aumento ha sido del 11,5%. Una brutalidad.

Por otra parte, la comisión de mantenimiento de cuenta es otra de las cosas torcidas del sector financiero. Encima de dejarles mi dinero a casi nulo interés les tengo que pagar por guardar mi dinero. Guardar mi dinero es una manera de decir, ya que está claro que mi dinero no está físicamente en ninguna caja fuerte de ningún banco, sino que sólo son bytes en bases de datos.

¡Habráse visto semejante insolencia!

Papiamentu

16/01/2009

El papiamento es una de las lenguas oficiales que hablan en las Antillas Holandesas (Aruba, Curaçao y Bonaire). Se trata de una lengua criolla, mezcla de portugués, castellano y cosas del inglés, holandés, francés, lenguas indígenas como el arahuaco y otras lenguas africanas.

Un texto en papiamento de Bonaire y Curaçao, que suena más como el portugués:

Naturalmente na Aruba, Boneiru i Kòrsou nos ta komprondé hulandes, e idioma di Reino Hulandes. No opstante, e lenga di nos kurason ta papiamentu. E no ta un lenga sin mas, sino nos lenga stimá, ku su propio gramátika i un ortografia ofisial. Na Hulanda papiadónan di papiamentu ta hasi nan máksimo esfuerso pa no solamente papia, sino tambe lesa i skibi nan lenga materno.

El mismo texto en versión de papiamento de Aruba, que suena más a castellano:

Naturalmente na Aruba, Boneiro y Corsou nos ta compronde Hulandes, e idioma di Reino Hulandes. No obstante, e lenga di nos curason ta Papiamento. E no ta un lenga sin mas, sino nos lenga stima, cu su propio gramatica y un ortografia oficial. Na Hulanda papiadonan di Papiamento ta haci nan maximo esfuerso pa no solamente papia, sino tambe lesa y skirbi nan lenga materno.

El papiamento suena así.


Perspectiva

14/01/2009

No creo que mi astigmatismo tenga algo que ver con la dudosa perspectiva del mueble de cocina que aparece en este cartel de una empresita de reformas y decoración.

reformas

Revisar la metodología

8/01/2009

Probablemente la visión racional del diseño la expresa mejor que nadie Christopher Alexander (Wikipedia) en su Ensayo sobre la síntesis de la forma donde establece que el contexto define el problema y la forma es la solución, el diseño es un esfuerzo para alcanzar un encaje perfecto entre estas dos entidades. El objetivo final del diseño es la forma.

Las visiones “análisis -> sintesis” y los métodos de diseño divididos en fases (análisis, conceptualización, definición, producción) donde el trabajo se lleva a cabo de manera lógica y racional concuerdan de manera exacta con el método enunciado por Descartes en “Discurso del método” .
1. Duda
2. Análisis
3. Síntesis
4. Comprobación

Esta congruencia se da incluso en los métodos más modernos como el diseño participativo o el diseño centrado en el usuario, que ya no parten de un modelo líneal, sino iterativo. También el proceso iterativo está comprendido en el método cartesiano, Descartes dice: “La síntesis complementa al análisis y nos permite avanzar en la búsqueda de nuevas verdades.”

Una salida de esta visión puramente racional y determinista del diseño, que ve en el encargo su misma solución embrionaria, la cual sería una solución platónica, por cierto, puede verse en enfoques como los de Rittel con sus wicked-problems o las teorías de Herbert Simon.
Si bien estas visiones son muy diferentes entre sí, en ambas se ve la idea de que el proceso de diseño no es determinista, y que el diseñador trabaja en un mismo proyecto con varias hipótesis de trabajo. Si el diseño fuese determinista, y todas las decisiones de diseño fuesen cuantificables, un ordenador podría suplantar al diseñador.

La hipótesis básica de la economía neoclásica, la de que los agentes tienden a maximizar los resultados de sus comportamientos, es inexacta. En la práctica nadie está continuamente buscando la solución óptima. El modelo de la racionalidad limitada nos enseña que los seres humanos no somos agentes puramente racionales y no buscamos la maximización, sino alcanzar ciertos niveles de satisfacción, aceptables de acuerdo a nuestros objetivos.

Entonces, si revisamos y ponemos en crisis el paradigma económico y el modelo de comportamiento de las personas, ¿no deberíamos ajustar también nuestras metodologías de diseño?

La frase de Herbert Simon “Diseñar es definir cursos de acción dirigidos a cambiar situaciones existentes por otras preferidas” es, sin duda poco instrumental, pero nos sirve para empezar a pensar mejor sobre el diseño y sus metodologías.

Cricket en Barcelona

7/01/2009

No se nada de Cricket, sin embargo me pone muy feliz encontrarme, en el camino en bici de vuelta a casa, a un grupo de indios y/o paquistaníes jugando al criket en un terreno abandonado al lado del río Besos en Barcelona (Sant Andriá). Me quedé mirando 20 minutos tratando de entender el juego, pero no entendí nada.

cricket

cricket2

Para pensar sobre el conflicto

6/01/2009

Les pido perdón a los que este tema no les interese, pero yo hoy por hoy no tengo otro.

Un par de interesantes artículos de opinión acerca de la guerra en Gaza:

Weren’t there other ways to induce Hamas to stop the shelling?
MJ Rosenberg – Jerusalem Post

I don’t question Israel’s right to respond to the rocket onslaught from Gaza. Of course, it has that right. Any country has the right, even the obligation, to respond militarily to thugs who rain down thousands of rockets on its people, leaving its children quaking in terror. The question is not whether Israel has the right, but whether exercising it this way is right.

¿Qué significa “desproporcionada”?
André Glucksmann – El País

A no ser que se trate de equilibrar no sólo los medios militares, sino los fines que se persiguen. Ya que Hamás -en contra de la Autoridad Palestina- se obstina en no reconocer el derecho de existir del Estado judío y sueña con la aniquilación de sus ciudadanos, ¿querríamos que Israel imite ese radicalismo y proceda a una gigantesca limpieza étnica? ¿De verdad queremos que Israel refleje “de forma proporcional” los deseos exterminadores de Hamás?

Por suerte El País vuelve a publicar un artículo decente, tal vez para compensar su vomitivo editorial de hoy:

[EEUU] se limita a dar un cheque en blanco a Israel para proseguir la operación de exterminio.

¿De que exterminio hablan? quiero creer que del exterminio de Hamas. Prefiero no pensar que el editorial sugiere un exterminio general del pueblo palestino. Al fin y al cabo, las acusaciones a Israel de estar perpetrando un holocausto y un genocidio del pueblo palestino, no resisten el mínimo análisis racional.  Las medios pueden discutirse, pero las intenciones de Israel son claras, se están defendiendo; si Israel quisiera exterminar al pueblo palestino (tal como sí quiere Hamas con el pueblo de Israel) le tomaría tres minutos volar toda la franja y matar a centenares de miles de personas. Pero Israel no quiere esto, por si a alguien aún lo ha quedado claro.

El final es repugnante por lo inexacto y lo demagógico:

…sólo Israel puede parar a Israel, ante el espanto de la opinión pública mundial; y sólo Hamás puede convencerse de que su acción es suicida, además de criminal. El mundo mira y se estremece, los actores matan y, sobre todo, en la parte palestina, mueren.

Claro, a Israel en realidad habría que detenerla, pero no se puede… pfff. A Hamas no hace falta detenerle, sólo hay que esperar que se autoconvenzan. Pues a sentarse a esperar, Hamas sólo esta convencida del martirio y su dulce fragancia. Y cuanta caradurez hablar de manera argumentativa acerca de la opinión pública que los mismos medios conforman, a menudo con sofismas y falacia o hablando de genocidio, apartheid, exterminio, todo en pos del espectáculo mediático.

El mundo mira y los actores matan.

Pues eso es que hace el mundo: mirar. Pero no ya para otro lado, sino mirar y mirar, mirar el diario, la tele, la pantalla de la computadora.
Mirar es lo que hacía el mundo mientras caía cada uno de los miles de cohetes Kassam sobre el Negev o explotaban bombas en guarderías, autobuses o pizzerías israelíes repletas de niños y adultos.
Mirar es lo que hizo el mundo mientras la OTAN bombardeaba Belgrado en 1999 a las ordenes del mismísmo Javier Solana, que ahora encabeza la misión de paz europea. Eso es lo que hizo el mundo con las 500 víctimas inocentes que según Human Rights Watch causó ese bombardeo donde incluso por error la OTAN voló la embajada China.
Mirar es lo que hace el mundo con Darfur.

Eso es lo que hace el mundo ante el dolor de los demás: mirar y estremecerse por el espanto. Y nada más.

Vecinos

6/01/2009

A corto plazo tal vez Hamas deje de lanzar cohetes Kassam, pero de seguir como hasta ahora, la operación “Plomo Fundido”, a la larga sólo generará más odio y futuros fanáticos. No se si el gobierno de Israel espera conseguir que el pueblo palestino se manifieste contra Hamas. Si de verdad éste es el objetivo, debería adoptar otra estrategia. Israel no puede esperar que un pueblo hambriento y pauperizado, de repente se decida a apoyar el derecho de Israel a existir, se manifieste por la paz y en contra del lanzamiento de cohetes.

Como decía Amos Oz hace unos días:

Un millón y medio de personas viven en la Franja de Gaza en condiciones de hacinamiento, pobreza, sufrimiento, y bajo estado de sitio. Estas personas no están a punto de convertirse en fanáticos de Israel y su conciencia no será “grabada” por nosotros.

Es cierto que sin los cohetes de Hamas, esta operación no hubiera sido necesaria, Israel salió de Gaza hace ya tres años, ya no hay colonos, ya no hay asentamientos, sin embargo la situación no ha mejorado para el pueblo palestino. Aún sin los israelíes en la franja los cohetes no han cesado de caer sobre suelo israelí. Y si los cohetes llegan sólo hasta hasta Ashkelón y Sderot (donde causaron las primeras víctimas fatales, dos niños de 2 y 4 años) y no hasta Tel Aviv es unicamente por una limitación tecnológica en su capacidad de alcance. Pero los Kassam llegan cada vez más lejos, ahora ya están llegando a Beer Sheva, una ciudad de 200.000 personas.

La acción israelí ha dado un mensaje claro a Hamas, que tal vez no se esperaba tal contundencia: Israel les ha demostrado, como si acaso hiciera falta, que la determinación y superioridad militar israelí son innegables y que la violencia de los cohetes Kassam no les aportará ningún beneficio. ¿Acaso entonces los objetivos militares israelíes no pueden considerarse ya alcanzados?

En cualquier caso, Israel debe cesar las hostilidades y debe levantar el sitio y el boicot a Gaza cuanto antes. Eso es lo mejor para Israel. Sólo así se dejará de incubar el odio y tal vez pueda surgir un moviento democrático palestino, que pueda sentarse a hablar con Israel para, seguramente con mucha ayuda exterior, ponerse de acuerdo en aquello que gran parte de los Israelíes ya acepta: dos pueblos, dos estados. Ambos pueblos algún día entenderán que el otro está ahí y que no se irá, que siempre serán vecinos. Nadie espera que se hagan amigos.

En medio del acriticismo

3/01/2009

El País, el diario de muchos bienpensantes que no piensan bien, publica hoy una notable reflexión de David Grossman acerca de los próximos pasos que debe dar Israel. La visión de Grossman es una visión que comparto profundamente. Se trata de una visión del conflicto alejada de la visión acrítica, maniquea y tendenciosa que puede leerse diariamente en los análisis de El País acerca del conflicto. Grossmann hace un análisis político coherente, racional y hasta incluye una propuesta. Sobre todo no sucumbe a la tentación de simplificar el problema como una cuestión de buenos y malos, como si hacen Juan Muñoz y otros reporteros de El País.

Desde el inicio del conflicto han muerto más de 400 personas, muchas o muchísimas de ellas inocentes. Es hora de que Israel sepa adoptar una actitud moderna, opuesta al fanatismo de los lanzadores de cohetes Kassam. Una visión humana, distinta de la de los asesinos inescrupulosos que han disparado miles de cohetes desde sus viviendas y escondites en Gaza. Hasta ahora los asesinos se dejaban proteger, cobardemente, por escudos humanos: sus propios hijos, familiares y amigos que son quienes ahora mueren bajo el fuego israelí. Pocos escriben racionalmente sobre estos cohetes, que se siguen lanzando desde Gaza, a miles. Nadie se manifiesta contra ellos, y pocos medios reconocen en ellos el origen de este último round en el combate que parece no tener fin.

Ahora Israel debe reaccionar de acuerdo al espíritu de la modernidad, proclamando un alto el fuego unilateral y total durante las próximas 48 horas. Esto no significa perder la lógica ni discutir verdades indiscutibles: Israel vive, desde su inicio como país, hostigado y atacado. Pero ahora, y sin que esto signifique pedir perdor por existir,  le toca demostrar, una vez más, que Israel defiende el derecho a la vida.