La tulipomanía: una parábola de fin de año

A principios del siglo XVII, se produjo en los Países Bajos una demencial burbuja especulativa conocida como la tulipomanía. La tulipomanía fue el primer fenómeno de locura mercantil colectiva de la era moderna, y su fín fue también el primer crack bursátil.

Originario de Turquía, el tulipán se hizo popular en Holanda a finales del siglo XVI. La insaciable demanda por los bellos y raros bulbos alcanzó su punto más alto en 1636, cuando cuado se pagarón 6000 florines por el Semper Augustus y 4200 florines por el Viseroij. Estos importes representaban quince o veinte veces el salario anual de un carpintero.

Según consta en los álbumes de acuarelas que los mercaderes utilizaban para mostrar a sus clientes las distintas variedades de bulbos, muchos bulbos fueron comercializados por importes equivalentes al valor de las famosas casas señoriales de los canales de Amsterdam.

La época también generó una serie de interesantes pamfletos, algunos publicados por calvinistas temerosos de Dios, ridiculizaban la locura de la especulación, otros justamente explicaban a los interesados cómo entrar en el negocio.

La especulación llegó a tal punto en 1637, que los bulbos se vendían más rápido de lo que podían crecer, a veces ni el comprador ni el vendedor habían visto el bulbo y ya no era el bulbo lo que cambiaba de mano sino un papel que se vendía y revendía a precios cada vez más altos. Los mismos comerciantes pidieron al gobierno que interviniera y prohibiera el comercio de bulbos.

En febrero de 1637 la burbuja explotó y decenas de fortunas desaparecieron de la noche a la mañana. Sin embargo el crack no fué sólo el final de una burbuja sino el inicio de un nuevo período, más serio y más sobrio. El resto de la historia es conocida, los holandeses se recuperaron y se convirtieron en el principal exportador mundial de flores.

4 comentarios to “La tulipomanía: una parábola de fin de año”

  1. Delirios multitudinarios « Interacciones.org Says:

    [...] (Prólogo en PDF). Este libro sin duda les gustará a aquellos a quienes les hizo gracia mi Parábola de fin año acerca de la burbuja de los [...]

  2. jorgesepulvedaalfaro Says:

    Escribí algo sobre esto en mi blog, muy buen artículo.

  3. ¿Qué hay de cierto en el video “Españistan”? | Educadictos.com Says:

    [...] y es que cuando una burbuja aparece, acaba estallando sí o sí. Otros ejemplos de burbujas:  la tulipomanía en Holanda y la burbuja de las [...]

  4. Tulipomanía, la fiebre del tulipán que casi llevó a Holanda a la quiebra. « Tejiendo el mundo Says:

    [...] http://interacciones.org/2007/12/25/la-tulipomania-una-parabola-de-fin-de-ano/ [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.863 seguidores

%d personas les gusta esto: