Carta abierta a la tutora de mi hija

Ayer mi hija, que va a 1ero de ESO (Educación Secundaria Obligatoria), volvió a casa con una expulsión de clase y un tremendo golpe en la rodilla. La expulsión, merecida, se la puso una profesora por introducirle hormigas dentro de la camiseta a un compañero. La reacción de mi hija había sido precedida de una zancadilla que le fue propinada por el mismo compañero. Mi hija le metió las hormigas en la camiseta al chico porque según ella, los profes no hacen nada contra este tipo de abusos.

Decidí escribirle una carta a su tutora.

Barcelona, 13/2/2007

Estimada XXX

El pasado lunes 13 de enero, mi hija ZZZ volvió a casa con una expulsión de clase. La expulsión ha sido motivada por haber molestado a un compañero. ZZZ me contó lo sucedido y entiendo que la sanción ha sido administrada correctamente. La intención de esta carta no es criticar ni cuestionar esta expulsión.

La razón por la cual le escribo es la siguiente: la reacción de mi hija estuvo precedida de una zancadilla propinada por un compañero. Ese día ZZZ volvió a casa con un golpe importante y doloroso por encima de la rodilla izquierda.
Según ZZZ ni usted ni el profesor de gimnasia, que reaccionó con una broma, le prestaron adecuada atención al episodio de la zancadilla. Los profes no hacen nada en palabras de ella.

Entiendo que mi hija era merecedora de una sanción, pero también lo era el niño que le hizo la zancadilla en primer término. Una zancadilla es inadmisible, y tambien lo es cualquier otro acto violento físico o verbal. La tolerancia cero contra el bullying no está sólo en los casos graves, está también en actuar ante cualquier acto de violencia por pequeños que sean, o al menos en tomarlos seriamente y en crear un entorno donde los alumnos se sientan seguros y protegidos. Evidentemente mi hija no sufre bullying ni se ve acosada. Pero si siente, al no verse apoyada por los profesores, que las acciones violentas quedan impunes y que, por tanto, es mejor reaccionar y defenderse ante una agresión que ir a hablar con ustedes.

Me preocupa la sensación de los profes no hacen nada, y no por determinar quién tiene “razón” y quien está “equivocado”. No pretendo afirmar que la situación sea efectivamente así, prefiero suponer que sí se toman cartas en el asunto. Lo que me consta es que mi hija tiene esta percepción, y esto es preocupante. Y me preocupa aún más después de haber hablado con un par de sus compañeros y con sus padres. Hay varios niños que piensan que ustedes no hacen nada.

Espero que esta carta no sea tomada como una crítica, porque no lo es, sólo quiero comunicarle mi preocupación ante una situación que puede empeorar. Aún estamos a tiempo de evitarlo.

Espero su respuesta.

Un saludo cordial,

A ver qué dice. Escribiré sobre su respuesta.

Una respuesta to “Carta abierta a la tutora de mi hija”

  1. porn Says:

    Very rapidly this web site will be famous amid all blog users, due to it’s nice articles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: