La peligrosidad del agua mineral

Cada vez que paso el control de seguridad en los aeropuertos me surje la siguiente reflexión:

Si el agua mineral y los demás líquidos en cantidades mayores a las permitidas son potencialmente tan peligrosos, ¿cómo es posible que luego de requisarlos, los agentes de seguridad los dejen ahí a la vista de todos o los tiren en un vulgar container en vez de tratarlos con suma cautela como cundo se encuentra una bomba de la segunda guerra mundial en el centro de una ciudad?

Silogismo formalmente imperfecto: si requisan los líquidos es porque son potencialmente peligrosos, si no lo fueran, no deberían requisarlos, pero si son potencialmente peligrosos deberían tratarlos como tal. Si no los tratan como el cuidado que requieren las sustancias peligrosas, o bien les consta que no son potencialmente peligrosos y la premisa de potencial peligrosidad que legitima la confiscación es falsa, o bien los agentes son negligentes al dejar sustancias potencialmente peligrosas a la vista de todos, con el consiguiente peligro para la seguridad ciudadana. Si no son potencialmente peligrosos no deberían requisarlos. Si son negligentes, la seguridad de los aeropuertos debería estar en manos de personal más capacitado.

Tambén me pregunto qué ocurre con estos líquidos una vez que son confiscados, ¿se analiza cada botella para ver quéhay en su interior? ¿Cómo se custodian las botellas confiscadas? ¿Cómo se eliminan? Al fin y al cabo podría tratarse de materiales explosivos, no es para tomárselo a la ligera.

Aquí lo dejo.

4 comentarios to “La peligrosidad del agua mineral”

  1. Guiller Says:

    Es curioso, al hilo de esto hoy lo comentaba con un compañero que recientemente ha venido de su Erasmus en Copenhage. En nuestra profesión es habitual llevar un cúter encima, el llevaba la mochila en el aeropuerto y se olvidó de quitar el susodicho. Una vez registrado pidió que le quitasen la cuchilla y él se quedase con la carcasa en sí, pero no hubo forma de hacerles entrar en razón y se quedó sin cúter, que quieras que no, molesta.

  2. Ariel Guersenzvaig Says:

    ¿En nuestra profesión es común llevar un cúter? Suenas como un sicario siciliano ;)

  3. Ed Says:

    Este verano volviendo de SF la tomaron conmigo, traía en la bolsa de mano una botella vacía de recuerdo, y se emperraron con que la tenia que tirar, que no la podía subir al avión. Se pasaron como 5 minutos mirando la botella… y después de mucho insistir me la dejaron subir como si me perdonaran la vida.

    PD: siciliana o no.. si.. en el diseño hay mucha mafia

    jajaja

  4. Guiller Says:

    Jajajaja, llevás razón, he de aclarar que la profesión a la que me refería era diseñador. Cortamos cartón pluma e impresiones por las marcas de corte entre otros… :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: