La ficción de las metodologías

Soy un apóstata.

Primero he creído en las metodologías.

Luego he creído en la efectividad de sólo algunas de ellas. En 2001 escribí un articulito donde decía: “primero hicimos esto, y luego esto otro y luego esto otro y luego abracadabra, nos resultó esto”. Fase 1 -> magia -> Fase 2 -> magia -> etc

Me lo creía de verdad.

Ahora, ya no creo en las metodologías como recetas. Pero les admito un gran y principal valor: su ficcionalidad.

La ficción de la utopía cultural: el querer hacer mejores productos y servicios, y el querer hacerlo bien.

Sucede lo mismo que cuando buscamos ser enteramente racionales y tomar la mejor decisión aún sabiendo que no somos enteramente racionales ni podremos serlo. Lo intentamos de todos modos.

El proceso de diseño es heurístico y analógico. De otra manera, no me explico el salto de una fase a la otra.

¿Las metodologías son el marco de representación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: