Cantidad de versiones alternativas

¿Cuantas versiones alternativas de un diseño conviene presentar al cliente?

Me refiero a alternativas presentadas en una misma sesión, no a iteraciones o versiones. Yo diría que el número máximo es 4 y el ideal son 3. Más de eso nos trae problemas.

Si ofrecemos más alternativas, al cliente le costará mucho decidirse y cuando lo haga se sentirá inseguro acerca de la idoneidad de su elección.
Por aquello del coste de oportunidad (el valor de la mejor opción no realizada) el cliente experimentará sensaciones mezcladas: ha elegido (a su juicio) la mejor de una serie de buenas alternativas, pero para esto ha tenido que sacrificar otras buenas opciones. Según escribe Schwartz en The Paradox of Choice, cuando elegimos una de entre varias alternativas de similar calidad, tendemos a pensar en las oportunidad perdidas más que en el potencial de la alternativa elegida, lo cual afecta notablemente el grado de satisfacción.

También, y esto es un truco basado en la idea del anchoring, es conveniente incluir una versión, que sin llegar a ser mala, apenas satisfaga el mínimo de calidad y sea bastante más mediocre que las otras 2 o 3 alternativas.

Agregado 30/6:

Debería haber empezado con:
¿Cuantas versiones alternativas de un diseño conviene presentar al cliente, si hay que presentar más de una versión?

Coincido con los comentarios de Jordi y Ale que dicen que lo ideal es presentar una sola versión. Aclaro que no quería decir que siempre haya que presentar 3 versiones, con número ideal me refiero a la cantidad que conviene presentar en el caso de que haya que ofrecer más de una versión.
Sin duda presentar una versión es más deseable que presentar tres y los clientes que sólo esperan una versión son mejores que los clientes que esperan varias versiones, estos no son ideales, pero son más frecuentes.

6 comentarios to “Cantidad de versiones alternativas”

  1. jb2004 Says:

    Jo he arribat a presentar-ne 16! :-) a contracor, però seguint instruccions. Amb un bon brief i un diàleg fluid i constructiu amb el client, penso que el màxim és 3 i l’ideal 1.

  2. Ale Muñoz Says:

    No nos confundamos… el *ideal* es 1, todo lo demás son concesiones : )

    En mi experiencia, los proyectos que mejor han salido, los más bonitos y los más valorados por el cliente, han empezado siempre con UNA presentación de UNA versión.

    Quizá sea porque cuando entiendes a tu cliente, sintonizas con él perfectamente y la comunicación es clara, es más fácil encontrar LA solución.

    Es el momento perfecto de citar a Steve Jobs, cuando le preguntaron sobre su experiencia con Paul Rand (que hizo el logo de NeXT):

    (escrito de memoria y con traducción simultánea)

    Le pregunté: ‘Paul, podré ver varias opciones de diseño, ¿verdad?’. Y me contestó: “¡NO! Tú me contarás tu problema, yo pensaré en la mejor solución que sea capaz de encontrar, te presentaré un diseño, y tú me pagarás. Si quieres más opciones, llama a más gente.”

    Pos eso : )

  3. Ariel Guersenzvaig Says:

    He puesto un agregado al texto acerca de lo de presentar una sola versión.

    En mi experiencia también ha sido así, como comenta Ale, cuando presentamos una sola versión es cuando mejor ha salido.

  4. Sal Atxondo Says:

    En mi experiencia, mas de 3 versiones es una locura.
    La idea de presentar una primera idea basica lo toman muy bien.

    Incluso si puede hacer una narrativa que vaya evolucionando en el diseño/estructura de lo que se ha hecho, queda muy bien.

    Algunsa veces el cliente se queda con la peor opcion, lo sabemos. El no. Por eso que todas tienen que ser medianamente buenas

    Lo otro que pasa es que hace una mezcla de un poquito de esto con la cabecera del otro. Y personalmente me parece que esto funciona bien, con matices que se retocan

  5. Ariel Guersenzvaig Says:

    Normalmente con Sal presentabamos una sola versión base, aunque hiceramos muchas más.

    Yo tengo un amigo, que, al igual que JB2004 llegó a presentar 16 versiones.

    A mi eso de mezclar elementos de diferentes versiones no me gusta por el alto riesgo de franketización del resultado, que puede perder integridad.

  6. jb2004 Says:

    A la franketización lo llamábamos monstruito. Nos habían llegado a partir 2 espumas (maquetas de poliuretano) para pedirnos un mix de ambas propuestas. (molt trist)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: