Archive for the ‘Anécdotas’ Category

Me deshago de Ya.com y Jazztel y ahorro más de €100 en mi factura de Teléfonica

25/10/2007

Desde hace un año y medio no paraba de recibir llamadas comerciales de Ya.com y Jazztel.com. A veces eran diarias, a veces menos frecuentes. Cada vez que hablaba con ellos (generalmente llamaban desde un call center en Argentina) les pedía que me borrasen de su registro y cada vez me respondían lo mismo: que tenía que escribir una carta para solicitar que me eliminasen de la lista, que esta era la única manera.

Cada vez que me llamaban, pedía la dirección, la anotaba en un papel y luego terminaba olvidándome de enviar la maldita carta.

La ley da a las personas, por medio de esta carta, una herramienta para librarse de los call centers. Pero no hay nada en la ley que impida a los call centers gestionar sus propias bases de datos y eliminar de ellas a quienes no desean que los llamen. Si me eliminaran de su lista sin problemas y no me forzaran a escribir una carta, podría, llegado el caso, considerar contratar los servicios de estas empresas. Si me llaman y yo digo que no estoy interesado y pido que por favor me borren de la base de datos donde aparece mi número y me dicen que no pueden, que si quiero que no me vuelvan a llamar que escriba una carta, en este caso lo único que logran es asegurarse de que yo nunca jamás contratataré sus servicios, porque ya me han convencido de que su atención al cliente es penosa.

¿Cómo solucioné el problema? Nada de cartas, sino llamando a Telefónica y pidiendo un cambio de número de teléfono. Mi número ya era propiedad de los traficantes de números y no tenía sentido borrarme de la lista de Ya.com, si me libraba de ellos, tarde o temprano otras empresas me volverían loco con sus infernales promociones.

Cuando llamé a Teléfonica, me dijeron que el cambio de número costaba €15. Corté y volví a llamarlos, esta vez pedí hablar con el departamento de bajas. De Consumerist aprendí que los operadores de los departamentos de bajas son los que más poder tienen para resolver esta clase problemas.

La persona de bajas me trató muy bien. No sólo Teléfonica no me cobraría nada por el cambio de número, sino que me descontaban el 50% de mi factura de Trio Imagenio durante 3 meses. Esto sí es buena atención al cliente, pensé: esta persona logró no sólo que no me diera de baja, sino que me regaló un descuento y ahora consigue que yo cuente lo bien que me trataron.

Ya tengo nuevo número de teléfono. Ya se lo pasé a mi madre y a mi padre, que serán los únicos que lo usarán, hasta que mi número vuelva a caer en algún listado espurio, claro está.

Enfermo con “The Up Series”

9/10/2007

Estos últimos cuatro días me los pasé en cama, enfermo.

Aproveche y me ví toda la serie de The Up Series.

Se trata de una serie de siete documentales, el primero dirigido por Paul Almond y los seis siguientes por Michael Apted, que sigue la vida de 14 niños ingleses de diferentes clases sociales. La serie se inicia en 1964 cuando los niños tienen 7 años y se va actualizando cada 7 años, hasta llegar a los 49 en 2005. Aparentemente la idea es seguir, con lo cual la próxima entrega será en 2012.
Apted realiza una obra a la manera de Victor Hugo o Dickens que se embarcaban en obras monumentales relatando la vida completa de los protagonistas. En un Reality Show avant la lettre, seguimos, entre otras, las vidas de Tony que quiere ser Jockey y, aunque lo logra fugazmente, termina siendo taxista y actor secundario o Nick, que proveniente de un ínfimo poblado rural termina investigando la quimera de la fusión nuclear y los semiconductores en una universidad de EEUU.

Por supuesto The Up Series no es inmune a los propios prejuicios del director que se ven reflejados en la edición y en ciertas preguntas tendenciosas e insultantes.
Ver todos los capitulos seguidos se vuelve tedioso ya que cada uno de ellos incluye una extensa recopilación de los anteriores. Con todo, el documental es muy recomendable y es un buen plan para matizar el aburrimiento que provocarán las gripes que se avecinan en el hemisferio norte, eso sí, con una buena dosis de FastForward.

Disponible en Amazon y por supuesto en las redes P2P.

Mi nuevo Nokia e65

1/08/2007

Mi Nokia N80 se me cayó del bolsillo trasero del pantalón mientras iba en bici, se abrió en dos y se rompió la pantalla. Arreglarlo costaba demasiado y yo la verdad que nunca estuve muy contento con ese teléfono (aunque a la larga me terminé acostumbrando), así que tuve que comprarme uno nuevo.

Estuve a punto de comprarme un Blackberry Pearl, pero mi fidelidad a Nokia, la esperanza de que el N80 haya sido sólo un mal producto y la recomendación del vendedor me llevaron a comprarme un Nokia E65.

nokia_e65.jpg

Estoy encantado con este teléfono. Algunas cosas que me gustan:

  • el tamaño y el peso (115g) son ideales, no es ningún ladrillo como el N80,
  • la batería dura bastante, normalmente un par de días, al menos un día en días de uso intenso,
  • el precio: me costó la mitad de lo que costaba el N80 en sus primeros días,
  • el slide del teclado no se abre por si sólo como el N80,
  • se enciende rápido,
  • hace todo lo que espero de un smart phone. El E65 es como el N80 debía haber sido.

Incomprensiblemente, algunos problemas persisten: por ejemplo es facil salir por error del modo de edición del SMS cuando en realidad se quiere borrar una letra, sin embargo este problema me sucede menos que con el N80.

borrar.jpg

Otros puntos negativos: el teclado sigue sin tener una aplicación de bloqueo automático (he vuelto a instalar Handy Keylock para solucionar este problema; la cámara es de sólo 2Mp (sin Flash). Por último, se me engancha la barba entre las teclas, es cierto XD.

Nokia vuelve a estar en el Olimpo.

Libro de vacaciones 1

27/07/2007

sen.jpgAyer me compré un libro que hace mucho quiero leer. Me lo llevaré para leer en vacaciones (¡Aún falta una semana!):

Identidad y violencia: La ilusión del destino
Amartya Sen
Katz Editores, ISBN 9788493543273

En este libro Amartya Sen “pone en cuestión el concepto de identidad humana, tratando de mostrar cómo el sentido de pertenencia a una particular etnia o grupo social o religioso, sentido que cualquier persona puede albergar, en determinadas circunstancias puede llevarla a desarrollar un comportamiento nocivo y mortífero que en otro momento hubiera parecido impensable.” (Nodo50)

Fontanarrosa

20/07/2007

fpb_fp03.gif

Ayer murió el escritor y humorista gráfico argentino Roberto Fontanarrosa. Como otros millones de argentinos, yo crecí leyendo sus cuadritos y meándome de risa con sus personajes.

Mi favorito siempre fue Boogie el aceitoso, que aparecía en la revista Hum®, una de los medios de la intelligentsia argentina para mantener la cordura y reirse en medio de la dictadura. Boogie es un matón a sueldo, misántropo (sobre todo misógino) y tan profundo como políticamente incorrecto.

–¿Qué opinas de la muerte de John Lennon, Boogie?”
–Que todavía quedan tres.

Leido en Virus Mental

Negro, me cagué de risa con tus libros. Gracias

El usuario inexperto no existe (o casi)

4/07/2007

Una amiga me envió este mail:

¿¿¿¿Alguna vez habéis pensado que sucedería si perdierais TODOS los telefonos del móvil????

Yo os lo diré: UN DESASTRE.

Si quereis tener noticias mías, ni que sea de “uvas a peras” o quereis dejarme sin excusa por no haberos felicitado por vuestro cumple… Mandarme vuestro numero vía mail o sms.

Un besito.

XXXX

PD: si alguno de vosotros tiene curosidad por saber como sucedio… FUI YO MISMA POR ERROR. Si es que las nuevas tecnologías no son lo mío…

Vaya diseño de interacción más nefasto (Motorola), que permite que un usuario borre todos sus contactos por error.

Este tema es importante, pero quería comentar otra cosa que me parece más interesante. Aunque ella diga que no lo son, las nuevas tecnologías sí que son lo suyo, ella es investigadora en farmacología y lleva años trabajando con ordenadores y equipos hi-tech. Ella no sabe que a veces es una usuaria experta, específicamente cada vez que utiliza aplicaciones relacionadas con su profesion (en su calidad de domain expert).

Las categorías de usuarios expertos y usuarios inexpertos (o principiantes y avanzados) son ficticias, o mejor dicho, no se puede meter a una persona siempre en una de ellas. Mi amiga es una experta en los programas que maneja a diario y es a la vez inexperta en otras aplicaciones.

En realidad este fenómeno ya lo conocía, lo descubrí haciendo una aplicación para una empresa de ingeniería industrial en Holanda. Cuando entrevistaba a los mecánicos ellos decían que no tenían ni idea de ordenadores. Pero cuando los veía trabajar me daba perfecta cuenta de que eran usuarios expertos de las aplicaciones relacionadas con su trabajo, aunque no supieran nada de word o la www.

Pienso que sólo se puede considerar inexpertas a aquellas personas que nunca utilizan ordenadores de manera personal o profesional.

37

1/07/2007

20 años en Buenos Aires {escuela primaria y secundaria, discotecas, TI 99, The Ramones, novias, primer tatuaje, Borges, 747-400}.
2 años viajando por ahí {Elvis Costello, segundo tatuaje, Auschwitz, tercer tatuaje, Transiberiano, Hong-Kong, Teherán, Edith}.
10 años en Amsterdam {Elvis Costello, primera hija, WWW, universidad, SQR}.
5 años en Barcelona {Elvis Costello, Claro, segunda hija, Multiplica, divorcio, cuarto tatuaje, Clara}.

El tiempo pasa, cumplo años y me sigo poniendo tecno.

Años, versión de Luca Prodan y Andrés Calamaro

Vedere Stanford e dopo morire

3/05/2007

He presentado en Stanford, y aunque fue una presentación corta, fue una de las experiencias más adrenalínicas que he tenido. Sentía el nervio ciático tensándose y haciéndome doler, es lo que me pasa cuando me pongo nervioso.

El congreso me decepcionó un poco. A diferencia de CHI o Interact, Persuasive 2007 era esencialmente científico y la ciencia tiene unos discursos y unos métodos que a veces no son útiles ni interesantes para aquellos que no la practicamos. Quiero decir, que un paper sea formalmente correcto, que describa la metodología de investigación y que cite sus fuentes, a mi no me alcanza. Y muchos de los papers presentados no me alcanzaron, no me llevé mucho que vaya a utilizar en mi trabajo diario. Esperaba un poco más que papers motivados por el publish or perish del mundo académico, que obliga a profesores e investigadores a publicar cuando tal vez aún no tienen tanto que contar.

Estuve un rato hablando con Aaron Marcus, quien me animó a escribir un artículo para la revista del UPA o Interactions, acerca del estudio que presentamos. Conozco a Marcus desde CHI ’99 (Pittsburg?) y siempre es agradable hablar con alguien tan poco convencional como él. Es divertido ver también como cada charla con él desencadena en el tema de las dimensiones culturales de Hofstede, su tema favorito.

Stanford, qué campus… hasta me dieron ganas de volver a ser estudiante.

Mi vecino Nat Finkelstein

16/04/2007

Hace unos días vi una película llamada Factory Girl, que trata del surgimiento y la decadencia de Edie Sedgwick, la primera musa de Andi Warhol. La peli es un verdadero desastre, llena de clichés y frases hechas.

Pero resulta que al final de la película aparecen un montón de sobrevivientes de The Factory, el set/taller de Warhol. Uno de los que aparece es el fotógrafo Nat Fikelstein, que fue vecino mío en Amsterdam durante 4 años.

Nat y yo nos conocimos el día en que ambos nos mudábamos a la calle Van Spilbergenstraat, él al numero 112 y yo al número 114. Recuerdo perfectamente cuando le ví por primera vez: un tipo de 60 años, semicalvo y barrigón, con una novia japonesa, un perro san bernando y vistiendo bermuda y una camiseta de The Sex Pistols.

No fuimos amigos, pero si vecinos, nuestros jardines estaban uno al lado del otro. Mis gatos se peleaban con su perro y una vez lo lastimaron, luego construí una jaula gigante que ocupaba medio jardín para que los pequeños gatos no lastimaran a su enorme perro. La cosa dió resultado.

Hasta que entré en su casa por primera vez, el tipo era sólo un norteamericano medio loco y bastante simpático. Cuando entré a su casa la cosa cambió, vi sus fotos y sus libros y me di cuenta de que mi vecino le había hecho fotos a Lou Reed y había vivido en primera persona los momentos más místicos del underground neoyorkino de fines de los años ’60 y principios de los ’70. ¡Mi vecino vió a la Velvet Underground en vivo y en directo!.

En 1996 me mudé a otra casa y perdí el contacto. Despues de ver la peli le escribí para saludarlo, pero no me ha contestado, no se si no lee su mail o ya no me recuerda. Yo de él no me olvido, él hizo esta foto:

Infoxicado: demasiados para leer

17/03/2007

¿Infoxicación de posts por leer? ¿A ustedes les pasa?

Estoy suscripto a relativamente pocos feeds de RSS, unos 50 digamos, soy muy selectivo y aquellos que no me gustan durante una semana los borro sin contemplaciones. No abro mi lector de feeds (Google Reader) desde hace unos 10 días y acabo de ver que hoy tengo como 900 posts para leer. Esto me agobia mucho, es como  un to-do list, como una espada de Damocles colgando sobre mi, veo que tengo tantos posts para leer que mejor ni empiezo.

Lo peor de todo es que se supone que los feeds son voluntarios, que los leo porque quiero, cuando quiero, por placer, casi.

Entonces sigo posponiendo la lectura de blogs y escribo esto.

La foto del pasaporte holandés

15/03/2007

Hoy fuí a renovar mi pasaporte (holandés). A priori uno podría pensar que esto es fácil de realizar, se hacen un par de fotos carnet, se lleva el pasaporte viejo y listo, pero no es tan simple como parece.

Desde agosto de 2006 los holandeses tienen un nuevo tipo de pasaporte superseguro. En parte por las exigencias paranoicas de EEUU, en parte por la paranoia propia de los cabeza de queso. Lo más impresionante son los criterios de aceptación que tienen que cumplir las fotos carnet que se utilizan. En Barcelona hay solamente una casa de fotografía capaz de sacar fotos de acuerdo a las directivas.

Estos criterios especifican:

  1. la calidad de la foto
  2. el fondo
  3. la postura del fotografiado
  4. la expresión del fotografiado
  5. la iluminación
  6. el uso de gafas
  7. la representación del rostro
  8. la posición de la cabeza en la foto
  9. el formato de la foto (hasta 11 años y a partir de 11 años)

Por ejemplo los criterios de Expresión dicen que las fotos deben ser:

  • con mirada neutra
  • con los ojos completamente visibles
  • mirando directamente a la cámara
  • con la boca cerrada

Los holandeses han creado un folleto explicativo, disponible en 5 idiomas, entre ellos castellano. En este folleto se muestran 56 ejemplos de cómo está bien y cómo está mal. Aquí abajo uno de los 9 criterios.

fotopasp.jpg

Además, en el consulado he visto que tienen unas plantillas de acetato para medir, entre otras cosas, que el tamaño de la cabeza se ajuste a los criterios especificados.

Que seguro me siento ahora.

Cosas que me gusta hacer en Madrid

10/03/2007

Estoy en Madrid por congreso de Ojo Buscador, el jueves y viernes me lo pasé en un hotel de Barajas. Me quedo en Madcity hasta mañana domingo por la tarde y aprovecharé para hacer lo que me gusta hacer cuando estoy acá:

  1. Comer mixtos*, mugis y mediasnoches en la pastelería La Mallorquina (Sol).
  2. Comer cosas simples y exquisitas cuando están bien hechas, como huevos rotos (por ej. en la Taberna Almendro, Almendro 13)
  3. Ir al cine (Golem o Renoir). Ayer vi Luces al atardecer de Ari Kaurismaki.
  4. Ir al rastro a marearme y comerme un bocata de calamares por ahí.
  5. Ver y comprar comics

* Los mixtos tienen diferentes nombres según la ciudad, se llaman bikinis en BCN, tostados en Baires, tostis en Amsterdam. Es curioso, no?

El móvil como ghettoblaster

1/03/2007

Durante el último mes he visto varios grupos de chicas en edad 12-18 caminando juntas y escuchando música del móvil de una de ellas en modo altavoz. Aunque la calidad del sonido es mucho peor que en el caso de un ghettoblaster, la idea es disfrutar de la compañía mientras se escucha música de fondo.

La nueva caja del súper

5/02/2007

El otro día fuí al supermercado Alcampo de Diagonal Mar, en Barcelona. Lo sorprendente fué que al pagar, todas las cajas a la vista (al menos las del piso donde me encontraba) eran de autoservicio. La interfaz era deficiente, los diálogos extraños, en fín, no muy buen diseño. Lo peor de todo sin duda es el input de los datos: el cliente mismo tiene que pasar los productos por el escáner. Lógico, es autoservicio, ¿no?

Yo no lo encuentro lógico. Una cajera profesional, escanea los productos de una manera mucho más eficiente que yo, es su trabajo y por tanto podrá realizar el procedimiento más rápido que yo, que lo hago un par de veces por semana. Yo tardaba y tardaba y la cola detrás de mí se alargaba.

Este tipo de “mejoras” me desconciertan. ¿Cuál es el sentido del cambio? Sin duda, este autoservicio debe ahorrar costes en personal, pero dudo que sirva para mejorar la experiencia de compra y agilizar el flujo de clientes. Yo compré 4 o 5 cosas, no quiero imaginarme lo horrible que debe ser tener que escanear un carrito lleno.

Hay mejores opciones de autoservicio. Springboard Retail Networks ofrece un servicio llamado Concierge que combina el autoservicio y la calidad de la experiencia de usuario. Basicamente es un sistema de pantalla touch-screen integrada en el carro de la compra con acceso WI-FI.

carro.jpg

Algunas de las funcionalidades son:

  • Activación de cuenta personal (tarjeta de cliente).
  • Escaneo de producto. Cada carrito tiene un escáner con lo cual la tarea de escanear se distribuye a lo largo del proceso de compra (micro-acciones) y no se junta para el final (macro-acción). Pienso que será aún mejor cuando se pueda hacer por RFID, ya que esto evitará la necesidad de escaneo manual.
  • Caja auto-servicio integrada en el carro.
  • Buscador de productos en la tienda, mapas interactivos para localizar productos.
  • Oferta personalizada, lista de compras anteriores, recetario.

¿Nuevo tipo de músicos en el metro?

16/11/2006

En la parada Plaça Catalunya de la línea 3 del metro de Barcelona, me topé con dos chicos sentados en un banco, sumamente concentrados en sus ordenadores. Cuando vi el maletín del portátil atado a una especie de carro de la compra reciclado, pensé que el maletín era en realidad un altavoz y que me encontaba delante de una nueva generación de músicos de karao-metro, con gadgets electrónicos y look cool.

g3_.jpg

Pero no, se trata de técnicos de teléfonía midiendo la señal de UMTS.